Podemos Extremadura denuncia el recorte de dos millones de euros en la renta básica de inserción a través de modificaciones presupuestarias.

Podemos Extremadura denuncia el recorte de dos millones de euros en la renta básica de inserción a través de modificaciones presupuestarias.
Podemos  Extremadura denuncia el recorte de dos millones de euros en la renta básica de inserción a través de modificaciones presupuestarias.

Podemos Extremadura denuncia el recorte de dos millones de euros en la renta básica de inserción a través de modificaciones presupuestarias.

Daniel Hierro: “Este recorte no es producto de ninguna mejora en la situación social sino a la gestión nefasta y cruel que la Junta de Extremadura está haciendo de esta prestación”.

El área de Políticas sociales de Podemos Extremadura denuncia el recorte de la prestación en los presupuestos de Renta Básica que ha efectuado la Junta de Extremadura. Concretamente el pasado 21 de julio el Ejecutivo de Vara ha remitido una modificación de crédito a la Asamblea de Extremadura detrayendo de la partida inicialmente aprobada en el Parlamento, 2 millones de euros para destinarlo a otros gastos. Con este tipo de modificaciones Daniel Hierro considera que  “llueve sobre mojado” porque “a un presupuesto ya insuficiente le volvemos a meter un tijeretazo con falsos argumentos”.

Los argumentos utilizados por la Junta de Extremadura para justificar este recorte se basan en la disminución de prestaciones y la suficiencia de recursos económicos. Para Podemos, la Junta de está falseando los datos reales de la situación económica y de demanda de Renta Básica que no ha mejorado  de ningún modo. “no hay ni menos personas que necesitan Renta Básica ni menos peticiones, lo que hay es más denegaciones y obstáculos”.

Podemos  considera que  la Junta está ocultando de manera torticera

Para Podemos la gestión de esta prestación pone en evidencia la incapacidad de la Junta para la trámite de esta prestación, que tiende a reducir las prestaciones concedidas utilizando los diferentes mecanismos  arbitrarios que mantiene la actual Ley de Renta Básica de Inserción (aprobada en la anterior legislatura del PP y mantenida sin rubor por este gobierno a pesar de la crítica furibunda de cuando estaban en la oposición).

El portal de transparencia de la Junta de Extremadura ofrece estos datos y a pesar de las múltiples elusiones en los mismos se obtienen bastantes conclusiones:

  • El número de solicitudes denegadas en un mismo periodo se ha duplicado (de 4.365 en los 15 meses anteriores a enero 2016 a 8.489 en los 15 meses posteriores a esta fecha).
  • El número que tienen resoluciones negativas por desistimiento (eufemismo que encubre peticiones administraciones de documentación imposibles) se ha multiplicado por 10 ( de 128 en enero 2016 a 1.106 en junio de 2017)
  • El porcentaje de resoluciones negativas sobre el total de peticiones está cerca de duplicarse. En enero de 2016 suponían el 29% de las solicitudes. En el año 2017 suponen el 51.41 % de las tramitadas en este año.

Por todo ello  Podemos Extremadura  solicita la reversión de este recorte  realizado, ya que una más se comprueba que es necesario que las modificaciones presupuestarias pasen por la Cámara y no sólo se informe a la mesa de la Asamblea de estos movimientos y en este caso el incremento significativo de la partida en los presupuestos de 2018 hasta llegar a los compromisos de la Ley de medidas urgentes contra la Exclusión Social (86 millones frente a los 46 millones actuales) y además la modificación urgente  de una ley que no puede sostenerse por más tiempo.

 

Campamento Dignidad en protesta por una vivienda digna.

PROGRAMA EMPLEO DE EXPERIENCIA 2017

Por otra parte, este lunes 24 de julio se publicaban en el Diario Oficial de Extremadura una nueva Convocatoria de subvenciones del Programa Empleo de Experiencia para los municipios y entidades locales menores de nuestra Comunidad Autónoma.

Esta Convocatoria viene a constatar un hecho recurrente desde el inicio de estos programas: la falta de compromiso de los distintos Gobiernos de la región con el empleo estable y de calidad. No hay una mayor asignación presupuestaria respecto a la anterior Convocatoria: 35.064.000 € lo que supone que los Ayuntamientos de nuestra Comunidad tienen cantidades similares (en función de una serie de variables) a las del año anterior para financiar los mismos puestos de trabajo que en la anterior edición.

Este año además, con la modificación del Decreto regulador, se incluye la obligación de los contratados de participar una vez finalizadas las contrataciones, en “sesiones de motivación para el empleo y el autoempleo”. Desde Podemos Extremadura sentimos que este tipo de iniciativas vuelven por un lado a criminalizar a los desempleados y por otra obstaculiza la posibilidad de buscar otro puesto de trabajo al terminar el contrato.

Recordemos que los Ayuntamientos siguen teniendo la potestad de contratar por 6 o 12 meses y que no hay más obligación que el hecho de que los contratos se formalicen por más del 50% de la jornada, es decir la misma precariedad, salarios de miseria, bajas cotizaciones, etc. Esta maniobra traslada la pelota al tejado de los Ayuntamientos, quienes según el Decreto “pueden mejorar las condiciones” de los contratados. La realidad es que las condiciones laborales de estos trabajadores son en la mayoría de las ocasiones peores que las del personal de plantilla, sobre todo gracias a las reformas laborales de PP y PSOE que permiten el descuelgue de los Convenios.

Y como colofón, vuelven a primarse las contrataciones de desempleados demandantes de primer empleo. Esta iniciativa, que puede parecer adecuada para paliar uno de los graves problemas de la región como es el desempleo juvenil, relega a un segundo plano a otros colectivos como mayores de 45 años e incluso demandantes de cualquier edad con periodos más largos en el paro.

Consideramos que es necesario un análisis profundo de éste y otros planes de empleo que son “pan para hoy y hambre para mañana”, que solamente buscan disminuir las cifras en las estadísticas del paro y que no representan un proyecto sólido para generar empleo de calidad.

Los Ayuntamientos no necesitan más parches de personal, sino atajar sus problemas: la denominada “Ley Montoro” ha limitado su autonomía y la falta de financiación propia. La Administración Local debe dotarse de verdaderas competencias coordinadas con la Junta de Extremadura en materia de empleo, para poder contratar el personal que realmente necesite, remunicipalizar servicios y apoyar proyectos de Economía local social y solidaria que generen empleo de calidad.

Comparte: